Encuentra un trabajo que te guste y no volverás a trabajar ni un sólo día de tu vida”

Confucio, Pensador chino 551 a.C.